‘El Diablo colombiano’, el hombre que se operó para parecerse a Lucifer
El titulo es:‘El Diablo colombiano’, el hombre que se operó para parecerse a Lucifer
Foto detalle: 
Este curioso hombre también se operó la nariz, recortó sus orejas en punta y en los brazos se implantó tres esferas | Cortesía El Tiempo
aldia_web
Redacción ALDIA

‘El Diablo colombiano’, el hombre que se operó para parecerse a Lucifer

1.0K

Para Caím, Lucifer es "el ángel perfecto que representa la libertad”.

¿Alguna vez han escuchado hablar de “El Diablo colombiano”? Sí, en Colombia hay un hombre que ha trabajado su físico desde los 13 años para parecerse a Lucifer.

Se llama Caím Mortiis, es de Bogotá y tiene 42 años. De acuerdo con El Tiempo,  el cuerpo de este hombre ha sufrido varias operaciones a tal punto que ya no quedan rastro del hombre real.

Conozcan a Caím Mortiis:

 

No se juzga el libro por su portada. #CaimMortiis

Una publicación compartida de Juan Pablo Castro Martinez (@dragoneante.c) el

 

Para Caím, Lucifer es "el ángel perfecto que representa la libertad”, la misma que, asegura, él busca en cada día de su andar en este mundo”.

Foto tomada de: El Tiempo. 

El primer tatuaje de Caím fue una figura de cabro en la espalda.Cuando en la calle ven a este hombre lleno de tatuajes, con cuernos y vestimenta negra, no pasa desapercibido. A sus 27 años, “zanjó su lengua en dos para tener la apariencia de un reptil, y se colocó implantes subdermales (bajo la piel) para que pareciera que le salían cachos de la frente”, según seguía relatando El Tiempo. 

Foto tomada de: El Tiempo. 

Este curioso hombre también se operó la nariz, recortó sus orejas en punta y en los brazos se implantó tres esferas, lo que le da apariencia de reptil.
 

El “satanás colombiano” tenía una casa en Suba, donde vivió hasta hace dos años. La vivienda también llamaba la atención porque estaba pintada de negro, tanto así que Caím y su familia eran señalados por los habitantes de ese barrio.“Había vecinos que nos querían. En cambio, había otros que nos odiaban porque pensaban que pregonábamos el mal y por eso nos atacaban”, contó al medio.

A pesar de todos los señalamientos, Caím no ha desistido de su idea de lucir como un demonio. Él confesó que en Colombia ha sido víctima de la intolerancia debido a que "La gente  es muy conservadora". Por esa razón, él decidió ir a vivir con su familia a México, donde trabaja como tatuador, asesor de imagen de sus seguidores.

 


 

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: