Verdades reveladas de los espantos de la Costa
El titulo es:Verdades reveladas de los espantos de la Costa
Foto detalle: 
aldia_web
Álvaro Palacio

Verdades reveladas de los espantos de la Costa

1.0K

Conozca la historia detrás de los espantos más populares de la Región Caribe.

Desde el génesis de la comunidad de la región Caribe, los abuelos han relatado historias de espantos que aún siguen retumbando en las calles del Caribe.

Muchos murieron sin conocer la verdad de estas escalofriantes historias, pero como periodista paranormal y de lo insólito en la Costa, puedo decir que esto ha cambiado gracias a los aportes investigativos que han desvelado las verdades ocultas detrás de estas historias populares.

A continuación expondremos las verdades reveladas de los espantos más populares de la Región Caribe.

El espíritu de una mujer descuartizada

En el pasado se creía en la aparición de una novia fantasmal en Puerto Colombia que supuestamente había fallecido en el famoso tramo de carretera llamada: la Curva del Diablo, pero el año pasado está falsa leyenda llegó a su final, cuando por medio de una investigación bajo mi dirección en conjuntos con cronistas e investigadores judiciales se llegó a conocer que no existe ningún reporte de un accidente o muerte de una novia en Puerto Colombia en sus archivos.

La supuesta novia que había fallecido en ese lugar con el nombre de Blanca Rosa Villamizar, no había muerto en Puerto Colombia sino en la Circunvalar de Barranquilla. Posteriormente se conoció que la verdadera identidad del espíritu que pena en esa carretera corresponde a María Amparo Sarabia, una mujer asesinada en la década de los 50 por el médico Ricardo Cepeda tras realizarle un aborto, provocando que el galeno la descuartizara y arrojara sus partes en varias zonas enmotadas de la carretera de Puerto Colombia para ocultar su crimen, pero para la desdicha del médico, su brazo derecho fue encontrado en la temida Curva del Diablo donde se aparece el espíritu de la mujer de blanco que atormenta a taxista desde mediado de los 50.

Quién está detrás del caballo negro fantasma

El fantasma negro es un espanto que por generaciones ha estado en las historias paranormales de Barranquilla. Estos relatos lo describen como un caballo infernal que se escucha pasar una y otra vez por la calle donde se manifiesta, esperando que algún curioso se asome para espantarlo de muerte con sus ojos rojos lleno de fuego y su pelaje oscuro, llevando en su cabalgar a un jinete traído desde el infierno.

El fantasma del caballo negro es un espanto que siempre se ha mencionado a muchos en Barranquilla donde las historia de este espanto lo describen. Está leyenda nace de los años 1600 cuando el temible Castillo de la Alboraya en Barranquilla tuvo un propietario de apellido Rondón, un hombre de ascendencia real que para cuidar sus inmensos terrenos, que comprendía con muchos barrio del sur oriente de la ciudad, se montaba en su caballo negro y recorría sus tierra para matar a cualquier osado que se atreviera a entrar en sus terreno sin su autorización.

Desde ese entonces los lugareños empezaron a contar la historia de un siniestro caballo que buscaba la vida de personas durante la oscura noche.

El Mohan y la versión Mokana

El Mohan en los libros de literatura y leyendas Colombianas que han interpretado como un espanto acuático peludo perteneciente al Río Magdalena, que se les apareces a pescadores para pedir ron y tabaco o voltear canoas, raptando a la mujeres hermosa que se acercan a las orillas del Magdalena, quienes son encontradas después flotando ahogadas alrededor de rosas y flores puestas, supuestamente, por el Mohan como un último homenaje a sus fugaces víctimas.

A pesar de esta versión folclórica de este espanto, últimamente los conocimientos y los estudio sobre los pueblos ancestral de la Costa: los Mokana ha revelado  que está tribu nómada adoraba entidades o espiritus acuáticos a la orilla del Río Magdalena llamandolos los "Mohanis" brindandoles ofrendas de bebidas y sacrificio a la orilla del río, deduciendo, basado en estos datos históricos, los decendiente directo luego de la colonización española expandieron estos relatos y dieron nacimiento de las historias del Mohan como un personaje de sus antepasados que castigaba a los españoles y mestizo por no respetar a los espíritus del río Magdalena.

Te puede interesar

Compártelo en: