Consejos para embarazadas que ‘La casa de papel’ no sigue
El titulo es:Consejos para embarazadas que ‘La casa de papel’ no sigue
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
aldia_web
Estefanía Fajardo De la Espriella

Consejos para embarazadas que ‘La casa de papel’ no sigue

226

La inspectora Alicia Sierra, encargada de la nueva operación en la serie de Netflix, parece que no sigue los consejos de los médicos en su embarazo como la ingesta de dulces y el consumo de cigarrillo.

El esperado estreno de la tercera temporada de La casa de papel llegó con nuevos personajes a los fanáticos de ‘La resistencia’, uno de ellos es la inspectora Alicia Sierra, interpretada por Najwa Nuimri.

Si no se ha visto aún la temporada puede que le suene extraño todo esto, y si ya lo hizo, quizá en medio de los capítulos cayó en cuenta de algunas fallas que tuvo la inspectora, pero no en el manejo del robo al Banco de España sino en el de su embarazo, aquél que está en etapa avanzada y que se ve en medio de una lucha de poderes y en el posible comienzo de una guerra.

Por lo anterior, es importante entender los consejos brindados por los especialistas al momento de la gestación y quizá ayudar a la inspectora Sierra para que en la cuarta temporada mejore algunas malas costumbres vistas en la tercera. Y, para evitar inconvenientes, este texto puede presentar spoilers.

Lo primero que muchos notaron fue el cigarrillo en manos de la inspectora. Con ocho meses de gestación esto es algo que debería mantener lejos de ella.

“Está claro que existe una relación entre el consumo de cigarrillo y las alteraciones en el funcionamiento placentario y se ve reflejado en alteraciones del crecimiento del bebé”, explica Isaac Vargas, ginecólogo, especialista en perinatología.

Representa un riesgo de malformaciones congénitas, físicas como alteraciones en el labio, en el paladar o cardíacas.

“También pueden tener abstinencia a la nicotina al nacer, ser más intranquilos e irritables. Además, aumenta el riesgo de muerte súbita en lactantes, se puede alterar su funcionamiento del sistema inmune —entonces estarán más expuestos a enfermedades como neumonía, bronquitis, otitis, y demás—”, agrega el médico adscrito a la Clínica Portoazul.

AZÚCAR

Dulces, dulces y más dulces. Chupetas, chicles con sabores y donas son los pedidos a un agente “para mantener bien las hormonas”, según dice en una escena. ¿Qué tan bueno es? Poco, advierte el especialista. Por los cambios hormonales del embarazo que induce la placenta el riesgo se hace presente,  pero si consume dulces seguramente el riesgo de diabetes y de hipertensión en la mamá aumentará y tendrá complicaciones sobre el bebé.

“Hará que aumente de peso de una forma anormal y se produzca lo que se denomina fetos grandes, este exceso de peso puede hacer que cuando nazca presente hipoglicemia y eso tiene efectos directos sobre el cerebro del bebé y su desarrollo, además hipertrofia cardíaca por lo cual también se le “engorda el corazón” y aumenta el riesgo de muerte súbita”, explica Vargas. También puede representar que durante el embarazo haya riesgo de que nazca antes de tiempo, ruptura de membrana o sangrado de placenta y riesgo de ser diabético en edad infantil.

El alto consumo de café, también presente en varias escenas, aumenta el riesgo de aborto, parto prematuro, alteraciones en el crecimiento del bebé y aumenta los riesgos tromboembólicos.

OTROS ERRORES. ¿Y cómo llegó la inspectora al lugar? En un avión. “En viajes hay riesgos de enfermedades tromboembólicas (arterias obstruidas por un coágulo sanguíneo)”, sostiene Vargas.

La recomendación para vuelos mayores a dos horas es tener medidas antiembólicas (medias por encima de la rodilla, hidratación y pausas activas por dos minutos). Y llevándolo a trabajos como estar sentada en la oficina por largas jornadas es importante también tener presente esto.

En materia de tacones hay una exposición a un trauma. “Puede doblarse un tobillo y eso generar riesgo de trauma obstétrico. Es lo mismo que con manejar, porque durante el embarazo se disminuye un poco la visión y la concentración y puede sufrir un accidente”, explica el galeno.

¿Y quién no se estresa si está al mando de una operación en la que roban todo el oro de la nación? Situaciones de estrés, que llevadas a nuestro entorno pueden verse enmarcadas en trabajos exigentes, pueden causar alteración en el crecimiento de los bebés y la hipertensión. “Esto tiene riesgos secundarios que conllevan a sangrado, parto antes de tiempo o muerte fetal”.

Por ejemplo, una mamá que hace turno de noche tiene estos riesgos, la que está sometida a un estrés laboral porque así lo exige su oficina puede presentar dolor de cabeza, el bebé no crece y se sube la presión. “Jornadas largas se relacionan con resultado perinatal adverso y es de las más preocupantes porque es cotidiano, para estas hay incapacidad”, finaliza el doctor Vargas.

¿Logrará la inspectora detener a ‘La resistencia’ y llevar su embarazo a feliz término sin riesgo alguno

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: