Juan Carlos Rueda, un santandereano que se tatuó el sabor barranquillero
El titulo es:Juan Carlos Rueda, un santandereano que se tatuó el sabor barranquillero
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
Juan Carlos Rueda junto al editor general de AL DÍA, Roberto Llanos, en el evento que se cumplió el 21 de enero por la defensa de La Troja.
aldia_web
Redacción ALDIA

Juan Carlos Rueda, un santandereano que se tatuó el sabor barranquillero

491

El periodista y compositor falleció tras padecer cáncer de pulmón.

Positivismo, chispa, inteligencia, solidaridad, alegría, dinamismo, conciencia social, sabor…Con estas  palabras se puede resumir lo que fue el periplo vital de Juan Carlos Rueda Gómez; periodista, escritor, compositor, animador de caseta, manejador de artistas, folclorista, generador de ideas, guerrero; y todo lo bueno que usted le quiera sumar.

JuanCa, como le decíamos en los medios, falleció a las 4:00 de la madrugada de ayer en la Clínica Bonnadona, donde se trataba un cáncer de pulmón que heredó de su afición por el cigarrillo, que a pesar de haberlo abandonado hace siete años ahora le pasó cuenta de cobro definitiva. El padecimiento le fue descubierto hace unos dos meses, pero a pesar de su dura batalla y la entereza con el que lo enfrentó, cayó derrotado.

Rueda se definía a sí mismo como ‘El dibujante de sonrisas’, tenía 62 años, y nació en La Fuente (Santander), pero desde niño migró hacía Barranquilla con su familia. Aquí absorbió el espíritu caribeño, por lo que se consideraba un barranquillero original. Su pasión por la salsa, el amor que sentía por nuestra cultura, y la defensa que hizo de lugares emblemáticos como La Troja, demostraron que los barranquilleros nos hemos dado el gusto de nacer en cualquier parte del mundo.

La capacidad creativa de este hombre que últimamente lucía barba ‘chivesca’, cabeza rapada, múltiples collares alrededor del cuello y muchas pulseras, lo llevó a ser parte del equipo de producción del también fallecido cronista Ernesto McCausland, con quien en la década de los 90 se paseó por todos los rincones de la Región Caribe buscando historias para el programa televisivo Mundo Costeño.

Su talento también quedó plasmado en las más de 300 canciones que compuso, muchas inmortalizadas por agrupaciones como el Gran Combo de Puerto Rico, la Sonora Ponceña, Grupo Raíces, Bananas, Latin Brothers, los Titanes, los Vecinos de Nueva York, entre otros.

De sus éxitos musicales hacen parte Soraya, interpretado por Ray Palacios con Raíces. Celebración 40 y No me muero todavía, grabados por la Sonora Ponceña; mientras que El Gran Combo le grabó Con eso y Vida vencida.

En una entrevista con AL DÍA sobre el aniversario 55 del Gran Combo, Juan Carlos Rueda contó cómo se ganó la confianza de los ‘Mulatos del Sabor’.

“En 1981, mientras era asistente de Jimmy Salcedo en el programa El Show de Jimmy, me hice llave de Charlie Aponte, y siempre que lo veía le dejaba varios casetes con mis composiciones. En 1993 murió de sida el trombonista Fanny Ceballos, que era como un hijo para Rafael Ithier, así que se interesó por una canción mía titulada Vida vencida, que reflejaba ese drama y la incluyó en el LP La ruta del sabor”.

Cuatro años más tarde le grabaron Con eso, tema que fue incluido en el álbum 35 years around the world (35 años alrededor del mundo).

Sus letras también quedaron plasmadas en la primera edición de su libro El cazador de historias, que publicó en diciembre de 2018, y que contiene 25 crónicas de su autoría publicadas en El Heraldo y otros medios regionales.
 
DABA LA VIDA POR BARRANQUILLA
Uno de sus grandes amigos, Edwin ‘Guayacán’ Madera, propietario de La Troja, establecimiento en el que Rueda también se desempeñó como animador y presentador, lo recordó como un hombre que siempre estaba cargado de ilusiones.

“Hace poco estuve visitándolo en la Clínica y estaba feliz porque Ray Palacio junto a Diego Galé le volvieron a grabar el tema Adiós, me decía que apenas saliera de la convalecencia iba a promocionarlo con fuerza. Él fue un fumador empedernido y eso le pasó factura”.

“El 21 de enero de 2018 organizó un evento para defender La Troja, luego de que las autoridades cerraran el negocio por algunas muestras espontáneas de la gente que se agolpó a los alrededores el 1º. de enero. Daba la vida por Barranquilla y decía que La Troja era uno de los emblemas que iba a defender a capa y espada. Siempre sentí su apoyo, fue un gran amigo con el que hablábamos de salsa y de Junior, ese man llevaba a Barranquilla tatuada en su corazón”.

Rueda deja cuatro hijos: Juan Carlos Rueda Nieto (que reside en Argentina), Miguel Ángel, David Ernesto y Juan Salvador Rueda López.

Con información de Roberto Llanos y Jonathan Díaz

Te puede interesar

Compártelo en: