“Me sentí muy cansado y dije que si me tenía que ir, pues me iba”
El titulo es:“Me sentí muy cansado y dije que si me tenía que ir, pues me iba”
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
aldia_web
Jonathan Díaz Cárdenas

“Me sentí muy cansado y dije que si me tenía que ir, pues me iba”

22

Tras sobrevivir a la Covid-19, el cantautor Martín Madera quiere hacer su primera producción de música dedicada a Dios y agradecer por el “milagro”.

El cantautor bolivarense Martín Madera Viñas volvió a nacer. Acaba de sobrevivir a la Covid-19, virus que lo envió a la UCI de la Clínica Integral de Montería el pasado 23 de julio, y tras permanecer en coma inducido durante un mes, fue dado de alta el 31 de agosto.

Esta experiencia fortaleció la fe del ganador del Grammy Latino por el tema Déjame entrar que le grabó Carlos Vives, al punto que en diálogo con EL HERALDO manifestó que aprovechará esta segunda oportunidad para grabar su primer álbum de música góspel.

El artista magangueleño, de 63 años, autor de éxitos como El amor de mi tierra, Tu amor eterno y Luna nueva, entre otros éxitos, reside en Barranquilla, pero la pandemia lo obligó a permanecer en la capital cordobesa. Allí se estuvo cuidando, al punto que había dejado de salir de casa para entregar canciones a nuevos artistas, con el propósito de evitar contagiarse. Sin embargo, por alguna falla que no recuerda haber cometido dio positivo al coronavirus.

“Estuve en UCI, pero siempre bajo las manos de Jesús Salvador a quien siempre invoco, mucha gente ha dicho que no creo en Dios porque me han visto leyendo sobre Hitler, pero eso no es así, soy un gran seguidor de Cristo. La gente inventa tantas cosas, vivo de calumnia en calumnia, hasta me metieron un pelao en plena convalecencia, me salió dizque un hijo por la calle, una cosa loca, pero mi fe siempre ha estado firme”.

Y vaya que sí estuvo bien cimentada, porque durante un mes estuvo intubado y en coma inducido, algo que pocas personas en el mundo resisten, por lo que los médicos lo consideran un “milagro de Dios”.

“Me sentí muy cansado y dije que si me tenía que ir, pues me iba, pero sentía voces que me decían que aún no era mi turno, hubo una figura que me dijo que yo era un hombre misericordioso, eso fue algo que me fortaleció y afortunadamente sigo en este mundo (...) En pleno coma le prometí a Dios que iba a cantar a su nombre, así que voy a escribirle varios temas. Antes de sufrir todo esto, hablaba con mi pianista Cristian que es quien hace todas las pistas para hacer música góspel. La mayoría de mis músicos son fieles creyentes, hay unos cristianos, otros adventistas, así que les dije que Dios nos había dado tanto y que debíamos retribuírselo con nuestro arte y por eso quiero hacer mi primer álbum dedicado a Dios”, agregó Madera Viñas.

Afirma tener escritas ya dos canciones: Jesús me da alegría y una cumbia rockera que tituló Fuego de Yahvé. “Tengo muchas ideas y estoy esperando sentirme más contento para escribir, para que me salgan canciones más positivas, mi estilo será como el de Juan Luis Guerra”.

Volver a caminar      

El también docente en música se recupera en su casa en Montería, donde solo lo acompaña su esposa Samira Eljach. Allí, lejos de sus cuatro hijos, inició sus terapias de rehabilitación. “Me empezaron a estirar porque los músculos quedan atrofiados, ya estamos caminando, haciendo ejercicios de equilibrio, me siento muy agotado, pero contento, por fortuna puedo respirar por mis propios medios”, detalló.

Hay algo muy singular que marca la hoja de ruta de todas las canciones de Martín Madera y es que lo primero que escribe en cada hoja son las iniciales ‘JSI’, algo que hacía el músico clásico Johann Sebastian Bach, lo cual significa “Jesús Salvador Inspírame”. “En mis canciones hay frases que salen solas, me considero un hilo conductor entre lo que Dios quiere decir y la gente debe escuchar. Así que ahora haré un álbum góspel, creo que todos mis temas son positivos y hablan de amor, todo eso lo considero música para él y si bien en el pasado no lo había encasillado entre lo góspel, ahora lo haré”.

Finalmente, se considera un hombre que no cree en religiones, sino en un único ser supremo, por lo que a nivel melódico buscará algunas fusiones que hagan más atractiva su propuesta y también pueda calar en el público juvenil.

“Tengo amigos pastores, curas, no soy un hombre de religiones, yo voy a cualquier templo, si paso por uno cristiano me meto a escuchar la palabra, si voy por una iglesia católica también lo hago, yo busco a Dios en todas partes, no en un templo específico”.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: