10 temas que tienen mareados a los hinchas de Junior
El titulo es:10 temas que tienen mareados a los hinchas de Junior
Foto detalle: 
La Liga está por comenzar y son muchos los hinchas del equipo tiburón que están desanimados por el manejo que se le ha dado.
aldia_web
Redacción ALDIA

10 temas que tienen mareados a los hinchas de Junior

32.4K

Desde los refuerzos de última hora, las sedes en mal estado y el pésimo mercadeo: estos son los temas que no tienen contentos a los hinchas tiburones.

A pesar de la conquista de la Copa Águila y el sub­campeonato en la Liga en el semestre pasado, los hinchas junioristas se muestran inconformes con lo que presenta el equipo para enfrentar esta temporada. Las redes sociales, cualquier esqui­na de la ciudad y las llamadas constantes a la redacción de AL DÍA, han servido a mucha gen­te de desahogo a ese malestar. Uno de los temas principales de ese disgusto es el de los refuer­zos, pues no aparece hasta el momento un nombre ‘de impacto’, y por el contrario, han dejado escapar dos pilares de la zaga como Tesillo y Cuéllar. Con base en lo captado en las redes, en la comunicaciones con los redactores y lo recogido en la calle, hemos recopilado diez de los asuntos de fondo que tienen moles­tos, enojados, o en término curram­bero, ‘mareados’, a los hinchas del Tiburón en este 2016.

1. No sale un jugador nuevo de la cantera desde Luis Carlos Ruiz

Tras el subtítulo de 2003 y el título de 2004, conseguido con un equipo de jóvenes valores surgidos en las divisiones menores, Junior volvió a vivir de 2008 a 2014 una bonanza de ‘canteranos’ con sello de exportación. El primero en explotar fue Teófilo Gutiérrez, quien de la mano de Julio Comesaña se convirtió en un temible delantero. Ni hablar de Carlos Bacca, Vladimir Hernández y Luis Carlos Ruiz. Pero desde que este último se fue, no ha emergido nadie de las fuerzas básicas que ilusione a la hinchada como estos. Jarlan Barrera, a quien le darán el número 10 este año, no se hizo en Junior, fue traído de Santa Marta.

2.  No se ve el trabajo en las divisiones inferiores

Qué trabajo se está haciendo en las divisiones menores? Léiner Escalante, John Vásquez, Luis Carlos De la Hoz fueron subidos el año pasado y no han demostrado jerarquía. Los laterales Germán Gutiérrez y David Murillo han sido, quizá, los que más condiciones han mostrado. Esta temporada ascendieron a Jesús Rodríguez y Gulfrán Támara. El palmarino Rodríguez había estado con el equipo profesional con Alexis García hace dos años y en esta nueva oportunidad, en el primer entrenamiento, le dio la ‘pálida’. Explicó que fue a entrenar sin desayunar y que nunca había tenido ejercicios tan exigentes. ¿Qué se hace abajo? ¿Cómo se entrenan¡ ¿No hay seguimiento de un nutricionista ni de entrenadores? Tan mal debe estar el equipo en ese aspecto que se refuerza con jóvenes de otros lados.

3. Las incorporaciones

 El principal descontento de la hinchada juniorista es el tema de los refuerzos. De los seis que vinieron (Yorleys Mena, González, Arias, Balanta, Pérez, Sánchez) ninguno genera expectativa en la gente, que esperaba un nombre rimbombante para poder, de una vez por todas, ser campeón de la Liga después de cinco años de sequía y tras dos finales perdidas. Nacional, actual campeón y verdugo de Junior dos años seguidos, se refuerza sin miramientos económicos y con grandes jugadores. Fuad Char dijo en la final pasada que Junior no tenía nada que envidiarles a los verdolagas, pero se equivoca: los hinchas envidian la inversión monetaria que hace la organización Ardila Lule.

4. Los Juegos amistosos de preparación

Mientras Santa Fe  estuvo participando en la Florida Cup, en Miami (EE. UU.), fogueándose con equipos sudamericanos de renombre y europeos como el Bayern Leverkusen de Alemania; Junior empezará a jugar desde hoy la ‘Bolívar sun cup’, con Alianza Petrolera, Envigado y Real Cartagena, en Magangué y el Carmen de Bolívar. ¿Ese es el caché de un equipo grande? Si bien jugar partidos de pretemporada con equipos grandes no te garantiza que serás campeón, al menos le dará roce a los jugadores y otro estatus.

5. Sedes en muy mal estado

Junior sigue manejándose como un equipo amateur, al menos eso creen los hinchas. Y para ilustrar esto basta con mirar las sedes del club, tanto la administrativa como las deportivas. Bomboná (Malambo) y la Adelita de Char, en Sabanilla, parecen peladeros y se ven tristes en comparación a las sedes de Nacional, Cali, América y Millonarios, por mencionar a los equipos más grandes. El grupo ha tenido que entrenar en canchas prestadas como las de Combarranquilla y la del Country, que están en mejor estado. ¿Recuerden por qué se fue Carlos Ischia? Jugadores tienen que pagar de su bolsillo membresías en gimnasios porque Junior no cuenta con uno, solo unas máquinas de pesas oxidadas en Bomboná. Y ni hablar de la sede administrativa, una casona vieja del Prado que no ha sido remodelada desde hace años.

6. Teléfono roto

El primer día de la pretemporada el técnico Alexis Mendoza le dijo a un periodista de este medio: “Te lo diré para que no se vuelva a repetir: a mí no me imponen jugadores, vienen los que yo pido”. Sin embargo, hace dos días el presidente de Junior, Alfredo González-Rubio, dijo que desechó el ofrecimiento del argentino Javier Saviola. Mendoza, indagado por esto, dijo: “No tenía ni idea de lo de Saviola”. Entonces, ¿no hay comunicación entre técnico y presidente? Mendoza deberá responder por los seis que vinieron, así como debió poner la cara por el caso Zamir Valoyes y Luis ‘el Animal’ López, rotundos fracasos en la contratación de un delantero que aún buscan.

 7. Lo que dijo el Alcalde Alejandro Char

“Junior necesita un superequipo porque Barranquilla merece la octava estrella. Necesitamos cuatro o cinco jugadores de talla latinoamericana”, dijo antes de posesionarse el alcalde Alejandro Char. Estas declaraciones de un miembro de la familia dueña del Junior ilusionaron a la hinchada, que creyeron que igual que en el 2008, el mandatario iba a anunciar un refuerzo ‘galáctico’. Sin embargo, ni fu ni fa. Los que vinieron tienen juventud y futuro, pero aún no son de “talla latinoamericana”, como dijo Char. Desde la llegada de Giovanny Hernández, el regreso de Teo y la contratación de Dayro Moreno (ambos en 2012) no han traído un refuerzo de quilates. El hincha se emocionó con el retorno de Macnelly Torres el año pasado, pero fue fugaz porque Junior no quiso pagar la deuda con los árabes y Nacional sí. La hinchada lo tildó de traidor, pero, ¿por qué Junior no hizo el esfuerzo por retenerlo?

8. Refuerzos de Última hora

La Liga está por comenzar y Junior no tiene el equipo completo, le falta al menos un delantero. Eso es lo que ha dicho técnico y directivos. El presidente dijo a El Heraldo que no saldrán como locos a contratar por contratar, pero ¿acaso eso no es lo que han hecho siempre? De seguro, como ya es costumbre, dos horas antes del cierre del libro de pases inscribirán a un jugador tipo Luis ‘el Animal’ López o Matías ‘el Serrucho’ Bolatti.

9. El caso Tesillo y malos negocios

El defensor central William Tesillo, otro de los talentos que se le escapó a los veedores de Junior, llegó en 2014 procedente de Quindío a préstamo con una opción de compra por un millón de dólares. Con jerarquía y fútbol se echó a la hinchada al bolsillo y se convirtió en bastión de la defensa. Pero en diciembre pasado se fue a Santa Fe. Junior, a sabiendas de la calidad de defensor que tenía, no hizo uso de la opción de compra a finales de 2014, cuando el dólar estaba en unos 1.800 pesos. En diciembre de 2015, cuando la moneda gringa se cotizaba en más o menos 3.000 pesos colombianos, desistieron de esa idea y lo dejaron partir. Pero, esa cifra que rondaba los 3.000 millones de pesos no era nada en comparación, por ejemplo, con lo que pagaron por Michael Ortega, a quien adquirieron por 3 millones de dólares (5.400 millones de pesos) y fue un fracaso total. Tampoco es nada comparado en lo que han invertido en Valoyes, López, Bareiro y otros tanto que pasaron con más pena que gloria. A Cuéllar tampoco lo quisieron comprar y su traspaso al Flamengo de Brasil lo hizo directamente Cali. ¡Cipote negocio!

10. El pésimo mercadeo

 Junior solo se limita a hacer promociones de abonos, pero no hace un buen trabajo de mercadeo. Por ejemplo, las tiendas de Junior no se expanden, teniendo tantos hinchas en otras ciudades. Mientras la mayoría de equipos se alistan para cambiar su camiseta para el inicio de un nuevo año deportivo, lo que invita a los fanáticos a comprar la nueva indumentaria, Junior en los último años ha hecho este cambio a mediado de alguno de sus dos torneos en el año. Además, ante tanto fútbol internacional de calidad que transmiten por cable, los niños -que son los hinchas del futuro- son más fanáticos del Barcelona y del Real Madrid.

¿Qué opinan sobre estos diez temas? ¿Cómo pinta este Junior 2016? ¡Opinen!

Sigue nuestras historias en   y 

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: