Conozcan el abecé para organizarse económicamente después de diciembre y antes de Carnavales
El titulo es:Conozcan el abecé para organizarse económicamente después de diciembre y antes de Carnavales
Foto detalle: 
Los primeros días del nuevo año sorprendieron a los colombianos con las primeras alzas | Internet
aldia_web
Redacción ALDIA

Conozcan el abecé para organizarse económicamente después de diciembre y antes de Carnavales

750

Que los aumentos no los tomen por sorpresa y sin organizarse este 2018.

Los primeros días del nuevo año sorprendieron a los colombianos con las primeras alzas. Las que representan un aterrizaje forzado que baja de la nube a los celebrantes de las fiestas navideñas y de cambio de año, y los sitúa en la cruda realidad del 2018.

La embestida para muchos es severa en estos días en que se conjuga el precarnaval y el regreso a clases. Así las cosas, todo va “cuesta arriba” financieramente hablando. El concepto “cuesta de enero” parece haber perdido parte de su significado, porque desde que los colombianos estamos en crisis, todos los meses del año parecen enero, ya que suele suceder que el “apretón económico” se amplíe a febrero, marzo, abril, y hasta meses más allá. Por eso es necesario reaccionar con prontitud ante la realidad de la subida de la cuota moderadora en las EPS, tarifas escolares, Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), multas por infracciones de tránsito, aporte a salud y pensión de quienes ganan un salario mínimo; además de otros servicios (notarías, peajes, arriendos, transporte, etc.).

A estos incrementos se suman los sentimientos de culpa ante las cuentas por los gastos de diciembre: tarjetas de créditos, recibos de agua, luz y teléfono (tradicionalmente en el último mes del año aumenta el consumo de servicios públicos), la proximidad del primer pago de pensiones y útiles escolares, así como los gastos que se aumentan en estas semanas de precarnaval.

Este incremento generalizado de precios se convierte en una dura prueba al salario mínimo de $781.242, que entró en vigencia el primero de enero. Con este salario, un poco más de un millón doscientos mil trabajadores del país tendrán que, con recursividad e ingenio, enfrentar la cascada de reajustes ya palpables.

RECURSIVIDAD Y RESISTENCIA SON LA CLAVE

Estas alzas ponen a prueba la capacidad de resistencia de muchos, que comienzan a padecer desde los albores del 2018 la temible ‘cuesta de enero’, que afecta no solo su economía si no también su estado de ánimo y equilibrio familiar.

Hay estudios que apuntan a un incremento de las consultas en salud mental entre 30 y 40 %, pues la “abundancia de escasez” de recursos incrementa la depresión, la angustia, la ansiedad y la sensación de impotencia, o de ser superado por la ola de la crisis. Para sortear esta empinada curva ascendente los expertos en economía familiar sugieren hacer un recorte presupuestal en estos gastos. Es decir, que toda la familia tiene que hacer un esfuerzo para reducirlos costos de consumo. ¿Cómo hacerlo?  Elaborando una lista de gastos y recortando la adquisición de todo producto, servicio o capricho innecesario.

Evitar gastar más de lo que se gana, consumir de forma inteligente comparando precios, calidad y formas de pago. No caer en más compras emotivas en especial en esta época de “rebajas”, y comprometer a los miembros de la familia sobre las prioridades en gastos de alimentación, transporte y servicios. Al menos estas estrategias mitigarán a corto plazo el impacto de esta dificultosa cuesta de Enero.

Se debe hacer un énfasis especial en no adquirir nuevas deudas, evitar recurrir a los empeños o de pagadiarios, y no abusar de las tarjetas de crédito.

TÁCTICAS PARA ‘LA CUESTA DE PRECARNAVAL’

A continuación algunas de las tácticas más eficientes para enfrentar la crisis en esta época posnavideña y precarnavalera. Comience con estos consejos desde ya, para blindar su billetera y tener finanzas sanas este año:

1. Sea consciente de que no puede mantener el ritmo de gastos diarios que tenía en diciembre. Ahora deberán limitar gastos excesivos.

2. Vuelta pronto a su rutina tras el receso navideño: ubíquese en el regreso al trabajo, o a la búsqueda de trabajo.

3. Camine y haga ejercicios en las maquinas del parque más cercano a su vivienda para reducir de manera económica ‘los kilos de más’ ganados en diciembre.

4. No coma en restaurantes, lleve comida de su casa a la oficina. Así evitará incrementar los gastos de alimento.

5. Planifique muy bien sus gastos precarnavaleros. Asista a los eventos sin excederse en gastos que estén fuera de sus posibilidades.

6. Haga su presupuesto mensual  y registre sus gastos. Es importante que tenga claro de cuánto dispone y cómo quiera administrar su dinero. Anote los gastos del más importante a los más superfluos para que puedas recortar de abajo hacia arriba. A los dos meses ya puede saber qué puede reducir, espaciar o eliminar.

7. Audite sus deudas y tenga cuidado con las nuevas que contraiga. Haga una lista en las que ordene sus deudas por prioridad y costo, para así definir la estrategia y reducirlas. La deuda es una relación disfuncional o dañina con el dinero.  Es como esos amores patológicos que uno debe abandonar, pero que no los deja. Debe decidir no volver a endeudarse.

8. Cuídese de los “gastos hormiga” (golosinas, tinto, cigarrillos, chucherías, etc.) que desangran su presupuesto.

9. En las compras de alta cuan mantetía económica no se deje llevar por sus caprichos o deseos. Analice si lo que está adquiriendo es o no es una necesidad real en su vida. Evite hacer nuevas compras que le impidan recuperarse financieramente. Comprometa a su familia a ahorrar en los servicios públicos y en los gastos innecesarios.

10. Evite el desperdicio de comida, pues es una de las formas más literales de tirar dinero a la basura. Planee menús semanales para comprar solo lo necesario, congela o reutiliza sobrantes y revise bien su refrigerador y alacena para aprovechar mejor lo que tienes. Compre alimentos y frutas de temporada.

11. Busque ingresos extras. Reducir gastos puede ser lo obvio para sortear la cuesta, pero además use sus talentos para una ocupación alternativa o generar más ingresos (tipo de clientes, servicios, etcétera).

12. No se desespere. Conserve la calma y la cabeza fría en medio de la tormenta. Sepa funcionar con cabeza fría en medio de las presiones económicas y sociales de diversión sin límites a fin de que pueda diseñar estrategias inteligentes que le ayuden a superar las crisis.

13. Por último…..Derrote el pesimismo…¡¡ No deje de VIVIR EL CARNAVAL sanamente con su necesaria dosis de alegría y buen humor!!…desestrésese… pero eso sí, sin descontrolarse en sus gastos. En síntesis, con un poco de organización, ingenio y fuerza de voluntad personal y familiar, es posible sobrevivir a este primer desafío del 2018 que representa la exigente ‘cuesta de enero’ y así evitar que la crisis se amplíe angustiosamente a febrero, marzo, abril…y resto del año.

Con información de: Roque Herrera M. 

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: