La angustia que vive la mamá de Elis, la menor que murió durante una persecución policial
El titulo es:La angustia que vive la mamá de Elis, la menor que murió durante una persecución policial
Foto detalle: 
La fotografía de Elis Johana Maestre Márquez es publicada con la autorización de su mamá | Cortesía
aldia_web
Milagro Sánchez Flórez

La angustia que vive la mamá de Elis, la menor que murió durante una persecución policial

4.0K

“El policía que mató a mi hija debe confesar y pagar por lo que hizo”: aseguró la mujer.

Lo único que conoce Luzdaris Márquez sobre el caso del pa­trullero de la Policía que presuntamente disparó y le habría causado la muerte a su hija de 15 años la madrugada del pasado 30 de junio durante una persecución a la moto en que ella se desplazaba, es que supuestamente fue destituido de la institución, mientras avanza la in­vestigación; y que sigue gozando de libertad.

“Lo que más deseo es que ese hom­bre confiese y pague por lo que hizo; solamente Dios sabe lo que he sufri­do por la pérdida de mi hija”, dice la mujer quien en su casa en el barrio Doce de Octubre de Valledupar espe­ra que se haga justicia. Han pasado cinco meses del trágico suceso, tiem­po que según ella, las investigaciones han avanzado con lentitud.

UN BALAZO MORTAL

El día de los hechos, la víctima, Elis Johana Maestre Márquez, se encon­traba con algunos amigos, y de regre­so a casa en la Ciudadela 450 Años, se fue en compañía con otra joven en la moto que conducía su novio; en el camino, al parecer evadieron un re­tén de la Policía, por lo que se inició la persecución de los uniformados, y a la altura de la Avenida Los Milita­res, la menor terminó con una herida grave en la cabeza, falleciendo poco después cuando era atendida en el Hospital Rosario Pumarejo de López.

Desde aquel momento a la familia de la adolescente que cursaba nove­no grado le cambió la vida; en todo este tiempo además de lamentar su ausencia y los sueños que le fueron truncados, sus seres queridos recla­man que se agilice el proceso para que su muerte no quede en la impunidad.

“Esto es muy duro, es un dolor que no se me quita ni de noche, ni de día. Los que han perdido un hijo saben lo que se siente, y más cuando se trata de una persona joven que está empe­zando a vivir”, sostuvo Luzdaris.

Contó que desde el primer mo­mento que recibió la llamada para avisarle lo sucedido y en­terarse que no se trataba de un accidente sino de un tiro en la cabeza supo que su hija estaba muerta.

“Yo no entendía lo que pasó, en el hospital no me decían que habían sido policías y sí esta­ban muchos de ellos y mi fa­milia también. Fue hasta las siete de la mañana que el no­vio de mi hija llegó con la cami­sa manchada de sangre y me contó que había sido un po­licía el que había dispara­do, contó entre lágrimas Luzdaris Márquez.

UNA GRAN PÉRDIDA

Recuerda que estos cin­co meses sin la menor de sus dos hijos han sido do­lorosos para toda la familia, en especial para ella porque ha sido quien ha quedado en casa mientras su esposo tra­baja y su hijo mayor vive en otra ciudad.

“Cuando quedé embarazada espe­raba un niño, y fue una niña y ha sido lo mejor que ha pasado en mi vida, yo luché siete años para tener hijos y ahora fíjese me han quitado mi gran amor, mi sangre solo éramos cuatro”, dijo la mujer.

Luzdaris señaló que su hija era una niña de temperamento fuerte, un tan­to rebelde, pero era la alegría del ho­gar, querida por todos, incluso por los vecinos del barrio, llena de sueños y expectativas en su corta vida. Quería ser odontóloga o médica pediatra por su amor a los niños y especializarse en otro país.

PROCESO EN FISCALÍA

En este caso en el que presunta­mente están involucrados cuatro agentes de la Policía Nacional, la in­vestigación la asumieron servidores del CTI de la Fiscalía quienes reali­zaron la inspección del cadáver. Que­dando todo en manos del fiscal 9 sec­cional de la Unidad de Vida.

Un investigador vinculado al proce­so indicó que supuestamente el uni­formado que accionó el arma de fue­go fue destituido de la institución, no solo por el caso de Elis Johana, sino por varias faltas disciplinarias que habría cometido, sin embargo esto no fue confirmado por algún oficial.

El subcomandante de la Policía en el Cesar, coronel Mauricio Bonilla, in­dicó que el caso no solo está en manos de la Fiscalía, sino también de la jus­ticia penal militar y la Oficina de Dis­ciplina de la Policía Nacional.

“Hay un proceso en la Fiscalía. En el momento puedo decir que ya están los resultados de las vaini­llas encontradas en el lugar de los hechos y se está a la espera de los resultados de balística del proyec­til encontrado en el cuerpo de la ni­ña; el resto es materia de investiga­ción”, explicó el oficial.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: