21 errores tontos de las hojas de vida que odian los seleccionadores de personal
El titulo es:21 errores tontos de las hojas de vida que odian los seleccionadores de personal
Foto detalle: 
Si no quieres que tu hoja de vida termine como papel reciclable en las oficinas de Personal, toma nota ahora mismo. | ALDIA.CO
aldia_web
Andrés G. Borges

21 errores tontos de las hojas de vida que odian los seleccionadores de personal

48.3K

Si no quieres que Recursos Humanos use tu currículo para hacer avioncitos de papel, más vale que leas esto.

Hoy buceamos en las plataformas de empleo más importantes de Hispanoamérica como Infojobs, Infoempleo, Computrabajo y El Empleo para compilar los errores más tontos que cometemos al entregar nuestra hoja de vida a un empleador.

Las agencias de reclutamiento y las oficinas de Recursos Humanos están cansadas de verlos, por eso evitarlos podría hacer la diferencia a la hora de competir con alguien (que no leyó este artículo) para el mismo el trabajo.

Si no quieres que tu hoja de vida termine como papel reciclable en las oficinas de Personal, toma nota ahora mismo:

1. Si ibas de afán a la entrevista y se te regó el chocolate encima, no la presentes sucia (casos se han visto) pero tampoco le saques copia. una hoja de vida fotocopiada evidencia tu desespero por conseguir trabajo.



2. Ojo con el correo electrónico de contacto. No uses un correo electrónico ridículo, infantil o difícil de escribir. Evita cosas tipo princesitaingenierita@creceya.com - amantecasanova@tumbalocas.com o htgiehwsdkh@mecreosuperloco.com

3. Tu hoja de vida nunca debería tener más de tres páginas a menos que te presentes para Ministro de Hacienda, Fiscal General o Presidente de la República. Si puedes condensar lo más relevante para el cargo en una sola hoja, mejor, de lo contrario vas a dormir a los seleccionadores.

4. No uses el tamaño de la letra muy grande ni muy pequeño, tampoco tipos de letra rocambolescos o difíciles de leer. No te pongas conceptual con este punto, entre más claro, mejor. Trata de usar un tipo de letra convencional, en un tamaño entre 10 y 12.

5. No uses demasiadas negritas ni mayúsculas sostenidas a menos que sean títulos. Quedarás como que quieres resaltar a toda costa algo y eso no es muy simpático de tu parte.

6. Si entregas una hoja de vida con mala redacción u ortografía estás condenado a que te vean como un descuidado. Es como si te presentaras a la entrevista laboral con la ropa sucia o sin bañarte. Pasa tu hoja de vida por un corrector DE LA VIDA REAL, no por el de Word.

7. No seas presumido con el uso del lenguaje. Los seleccionadores lo notan inmediatamente y no les gusta para nada. Evita tratar de impresionar con términos muy técnicos o especializados, seguramente impresionarás, pero por tu arrogancia.

8. Error supremamente común. No te empeñes en consignar información irrelevante para tu cargo. A tu empleador no le importa que te dieran la medalla al compañerismo en el colegio o que fuiste a un seminario gratuito de tres días que era parte del pénsum en la Universidad.



9. Pon en el perfil información importante para el cargo al que aspiras. Olvídate de escribir ahí que eres “un luchador de la vida”, “una madre incondicional” o que “afrontas con entusiasmo los retos”. Si buscas trabajo en diferentes áreas, haz una hoja de vida diferente para cada una.

10. No te extiendas en atributos que tu empleador ya debería dar por descontado. Como que eres puntual, honesto, trabajador y responsable. Te hará lucir muy tierno pero poco profesional.


 
11. No poner la edad. Es un error tonto, pero los seleccionadores de personal odian que los pongas a hacer cuentas con tu fecha de nacimiento. Pon tu edad real y punto.

12. No uses la primera persona. El profesionalismo que respira tu perfil tiene que ver también con que no escribas como si te presentaras a un reality. Es mejor decir “Profesional en Ingeniería, experto en programación” a “Me gradué de Ingeniería, soy experto en programación y vengo con toda a ganarme este premio”.

13. Escribe el cargo, pero más importante, escribe las funciones, responsabilidades y logros. De nada vale decir que fuiste el gerente general de una distribuidora de alimentos si tu función fue vender limonadas en la ciclovía. Las funciones deben corresponder al título que te pones.

14. Poner el sueldo de empleos anteriores. El tema del sueldo es el último de la lista para los seleccionadores. Solo se habla del salario cuando de verdad están interesados en ti, así que es de muy mal gusto poner, de entrada y sin anestesia, aspiraciones salariales o sueldos anteriores.

15. No adjuntes diplomas ni certificados que nadie te está pidiendo. Para eso es la hoja de vida, para que en UNA HOJA te presentes. Eso sí, es bueno tenerlos a la mano por si te los piden, pero no entregues papeleo como si fueras a sacar un crédito.

16. ¿Por qué pones que trabajaste vendiendo ropa en un almacén hace unos años si estás optando para un cargo de Comunicador Social? ¿Cuándo has visto a un médico poniendo que fue mesero en su juventud? No pongas todos los trabajos que has hecho, solo referencia los que tienen que ver con el cargo.

17. Adjunta la foto únicamente cuando el anuncio lo solicite, es preferible que tu perfil guste por lo que sabes y no por como luces, y del mismo modo en el sentido contrario. En todo caso, ojo con la foto que subes, debes parecer serio, confiable y estar bien presentado. La foto, aunque te digan que no, predispone al seleccionador para bien o para mal. Es la moraleja de Betty, la fea.

18. Deja de poner cursos de idiomas si no tienes un certificado que lo soporte. Con el inglés sucede con frecuencia que los aspirantes ponen cuanto curso han hecho pero no es claro en porcentaje, u otro puntaje, sobre qué tanto dominan el idioma.

19. Es poco probable que al empleador le interese saber desde tu hoja de vida lo que haces en tu tiempo libre, a menos que tenga relación con el trabajo al cual aspiras. Evita poner cosas genéricas o sobreactuadas como “me gusta leer Foucault con un buen vino”, “escuchar música” o “hago malabares con 19 espadas”, a menos que te estés presentando para un circo.

20. Es preferible que pongas dos referencias profesionales como tus anteriores jefes o profesores. Nunca jamás pongas en las referencias a tu mamá.

21. Cuando envíes tu hoja de vida, ¡pilas con el nombre que le pones al archivo! Ni se te ocurra nombrarla "hojadevidaestasi.doc", "hojadevidabacanasi.doc" o "hojadevidadefinitivafinalestasi.pdf

Bien, ahora corre a actualizar tu hoja de vida y ¡buena suerte en tu nuevo empleo!

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: