Bebé de tres meses murió incinerada en Cartagena
El titulo es:Bebé de tres meses murió incinerada en Cartagena
Foto detalle: 
Liseth Contreras, madre de la menor, había salido a comprar el desayuno.
aldia_web
Redacción ALDIA

Bebé de tres meses murió incinerada en Cartagena

518

Llamas arrasaron vivienda donde habitaba.

Sin casa y con el alma hecha pedazos se encuentra la familia Sarmiento Zúñiga, luego de que un incendio destruyera la vivienda de madera donde moraban hace más de un año y a la vez se llevara a su paso a Abigaíl Sarmiento, una bebé de tres meses de nacida que al momento de la conflagración dormía en el último cuarto de la humilde morada, ubicada en la calle El Lago, del sector San Martín, del barrio Boston En medio del llanto, Liseth Contreras, madre de la menor, recreó el momento de angustia que vivió al ver en llamas la vivienda donde se encontraba su pequeña, a la que manifestó haber dejado por unos instantes a solas, mientras compraba el desayuno de su otras dos hijas, que jugaban en la terraza.

“Me levanté, le di un beso a mi pequeña, la vi dormida y sin pensar en que pasaría una tragedia salí afuera donde estaban mis otras dos hijas jugando. Me dirigí a la tienda a comprar el desayuno, no me demoré, me devolví, y cuando voy llegando veo el humo que salía de mi casa”, refirió Contreras, con sus manos en el rostro.

Desconcertado, Yefri Sarmiento Blanquicett, tío de la menor, quien se encontraba dormido en el primer cuarto, expresó que el olor a humo lo despertó. Al levantarse a ver lo que ocurría un pedazo de palo golpeó su cabeza. Corrió desesperado y al girarse por unos instantes hacia atrás observo las llamas que de forma voraz consumían todo el patio, la cocina y el cuarto de su cuñada, donde afirmó que desconocía que se encontraba la bebé.

La comunidad se aglomeró en el lugar, unos corrían desesperados buscando tanques con agua, otros sacaron sus mangue ras y el resto grababan con sus celulares el impactante momento que paralizó el barrio Bostón.

Los niños lloraban, las mujeres embarazadas corrían para protegerse del humo, los ancianos agitados se hacían la señal de la santa cruz, mientras Liseth gritaba sin parar hasta que se le opaco su voz y Yefri lanzaba agua de un lado a otro con la ilusión de salvar a su sobrina.

A la calle El Lago llegaron máquinas del Cuerpo de Bomberos y uniformados de la Policía, quienes acordonaron la zona. A la postre, lograron apagar el fuerte incendio que amenazó con consumir las viviendas vecinas. Las autoridades señalaron que desconocen las casusas de la conflagración.

Con información de: Angélica María Cassiani Barrios.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: