“Hay una oferta de sicarios en las calles que nos preocupa”
El titulo es:“Hay una oferta de sicarios en las calles que nos preocupa”
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
En un billar del barrio Los Fundadores fue asesinado la semana pasada a tiros Jaime David Campo, conocido como ‘Jaimito’.
aldia_web
Redacción ALDIA

“Hay una oferta de sicarios en las calles que nos preocupa”

993

El secretario de Gobierno, Gonzalo Arzuza, exigió más resultados a la Policía frente a la ola de homicidios en Valledupar.

Más resultados exigió el secretario de Gobierno de Valledupar, Gonzalo Arzuza Torrado, a la Policía para contrarrestar el creciente índice de homicidios en la ciudad. En lo que va de 2019, 36 personas han sido asesinadas en esta capital, algunas de ellas mediante la modalidad de sicariato.

“Este año vemos con preocupación desde la Administración Municipal cómo los homicidios han venido aumentando; estamos exigiéndole a la Policía mayor atención y operatividad frente a esta situación. La Alcaldía ha venido entregándole todas las herramientas para que surta efecto el manejo operativo y estratégico que tiene esa institución contra el delito; entendemos también que hay poca fuerza pública, tenemos un pie de fuerza disminuido en el municipio y en ese sentido estamos trabajando consiguiendo el dinero de la Policía Metropolitana, buscando más efectivos, pero todo esto tiene que ser complementado por la Policía como es su deber constitucional de preservar la vida y honra de los vallenatos”, dijo.

Sostuvo que “exigimos de manera respetuosa a la Policía que haya efectividad en la operación, hay un exceso de armas en las calles, hay una oferta de sicarios en la calles, hay unas situaciones que tenemos que contrarrestar, hay una oferta de tráfico de drogas, el asesinato, la prostitución, por eso estamos reclamándole a la Policía Nacional que sea efectiva en el trabajo que se debe hacer”.

Precisó que “le dimos un compás de espera de cinco meses a la Policía, pero no vemos resultados, por eso tenemos que exigir y preguntar qué está pasando, cómo es que se nos está deteriorando la seguridad en tan poco tiempo. Hay una situación de sicariato en Valledupar, han habido unos casos que son claros, han habido situaciones complejas en mala resolución de conflictos, eso no significa que a situaciones como estas hay que meterle inteligencia para resolver esos casos, pero en orden sicarial hay que trabajar más porque hay que desmantelar a estas tres o cuatro personas que están en Valledupar adelantando una labor intimidadora a la comunidad”.

 “Falta más inteligencia, mejores estrategias para combatir los delitos, especialmente el homicidio. El año pasado terminamos con unos indicadores bajos de asesinatos, en esta vigencia vamos perdiendo”.

ALGUNOS CASOS

Crímenes como los de Ilina Guerra, ocurrido el pasado tres de mayo, a manos de un sujeto que la interceptó cuando salía de un gimnasio al noroccidente de Valledupar, propinándole dos disparos en la cabeza; o el del ganadero Breiner López, baleado cuando esperaba que le entregaran la camioneta en un lavadero de carros en la carrera cuarta con calle 17; y el de Jaime David Campo, ocurrido en un billar del barrio

Los Fundadores, son algunos de los acciones sicariales registradas en Valledupar.

La ciudadanía está alarmada y con temor por la ola de homicidios que sacude a la ciudad, donde las muertes no solo se registran por sicarios, sino por atracadores o en hechos de intolerancia. “Uno siente miedo hasta de sentarse en las puertas de las casas, porque cualquier delincuente lo asalta y en el peor de los casos termina asesinándolo”, sostuvo una residente en el barrio San Martrín, que prefirió no decir su nombre.

“Ya este no es un tema de percepción, sino una realidad”, precisó Gonzalo Arzuza, al insistir en que se requiere más operatividad en Valledupar en contra la delincuencia.

LA SEGURIDAD ES DE TODOS: POLICÍA

El coronel Lácides Ramos, comandante de Policía en el Cesar, sostuvo que el tema de seguridad compete a todos. “Es de corresponsabilidad entre todas las instituciones”, sostuvo al señalar que se viene trabajando de la mano con la Fiscalía, el Ejército, la Administración Municipal, el Gobierno Departamental y la misma comunidad para contrarrestar los delitos, especialmente el homicidio que es el que mayor impacto está generando.

Sostuvo que no todos los crímenes corresponden a sicariato. Precisó que la mayoría de los asesinatos que ocurren en Valledupar son por intolerancia, con 12 casos, seguido por el ajuste de cuentas con 7 casos; no obstante, afirmó que se están adelantando operativos de requisa, control y allanamientos a fin de contrarrestar la delincuencia, además de campañas para desarmar a la comunidad.

“Estamos tratando que la comunicación con la ciudadanía sea más fluida, para que se reporten personas sospechosas o actos delictivos, a fin de lograr una reducción de la ilegalidad. De hecho, a diferencia de los homicidios tenemos indicadores a la baja de los hurtos a personas, residencias, vehículos y establecimientos comerciales”, señaló.

Afirmó que Valledupar tiene 30 cuadrantes, pero en las horas y sectores críticos se incrementan con 22 microcuadrantes. “Tenemos el apoyo de Unipol con planes de control y prevención en la periferia para incautar armas de fuego, cortopunzantes y realizar capturas por órdenes judiciales o en flagrancia”.

“Nosotros a comienzo de año realizamos un análisis integral de la seguridad ciudadana y establecemos las estructuras que se van a atacar. Estamos trabajando para combatir el delito, el ciudadano tiene derecho a exigir y tiene que recurrir a las instituciones y que haya respuestas”, puntualizó.

Te puede interesar

Compártelo en: