El titulo es:“La Policía se llevaba a mi otro hijo, de 15 años, Joiber le reclamó y el agente le disparó”
“La Policía se llevaba a mi otro hijo, de 15 años, Joiber le reclamó y el agente le disparó”
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

“La Policía se llevaba a mi otro hijo, de 15 años, Joiber le reclamó y el agente le disparó”

2.0K

Verónica Pico dio a EL HERALDO su versión de los hechos en los que perdió la vida su hijo, de 17 años, en horas de la noche de este jueves.

La calma que reinaba en Barranquilla solo duró ocho días, este jueves, en menos de 12 horas, se registraron dos homicidios con arma de fuego. El caso más reciente ocurrió a las 9:40 de la noche de este jueves, en la calle 81 con la carrera 13, sector de La Esmeralda.

En ese lugar, un adolescente de 17 años perdió la vida a causa de un disparo que recibió en el lado izquierdo del tórax.

El reporte de la Policía indica que llegaron para atender el llamado de la comunidad sobre una pelea entre pandillas y se presentó un intercambio de disparos, en el que un proyectil alcanzó a la víctima, identificada por las autoridades como Joiber Pico Escobar.

El herido fue trasladado en una motocicleta hasta el Camino del barrio La Manga, donde murió.

“Mi hijo no era pandillero”

Con los ojos llenos de lágrimas y casi sin poder hablar, Verónica Pico, madre de Joiber, narró a EL HERALDO su versión de los hechos, que ella nunca imaginó que iban a desembocar en la muerte de su hijo.

“Mi hijo Jorge, de 15 años, estaba en la esquina sentado con amigos, hablando, como hacen casi todos los días, pero llegó la Policía y los empezó a requisar. A Jorge, los policías se lo iban a llevar preso, no sé por qué, porque es un alma de Dios, y su hermano Joiber fue a reclamarle al policía”, narró la mujer.

Agregó que el uniformado –según dice– de apellido Navarro, sacó la pistola y le disparó a Joiber en el pecho.

El adolescente empezó a vomitar sangre y lo llevaron en una motocicleta al Camino del barrio La Manga, donde falleció.

De acuerdo con Verónica Pico, otro adolescente de 14 años recibió un disparo en la pierna derecha y fue testigo presencial de los hechos, pero –según ella– los policías lo amenazaron de muerte si denunciaba. La mujer aseguró que el supuesto testigo está escondido en una casa y no se ha atendido la herida.

Verónica Pinto informó que su hijo “ahora mismo no hacía nada”, pero trabajaba con ella en una pequeña tienda que adquirieron hace tres años.

Dijo que Joiber tenía planes para comenzar a validar el bachillerato el otro mes y que así “fuera malo para la Policía, no tenían que matarlo así, sino entregárselo al Bienestar Familiar o a mí, que soy la mamá”.

Joiber Pico Escobar era el cuarto de cinco hermanos y, de acuerdo con sus allegados, no tenía anotaciones judiciales.

Muerto en Montes

El primer homicidio que rompió la racha de ocho días sin asesinatos se registró la tarde de este jueves, en el barrio San Roque, donde Luis Villar de la Cruz, de nacionalidad venezolana, fue asesinado de un tiro en la frente.

Te puede interesar

Compártelo en: