¿Pelea doméstica habría desembocado en un asesinato?
El titulo es:¿Pelea doméstica habría desembocado en un asesinato?
Foto detalle: 
Jorge Rafael Ahumada Navarro, 57 años e Irma Mirella Barrios Villalba. Foto Jhonny Olivares
aldia_web
Andrés Gaitán García

¿Pelea doméstica habría desembocado en un asesinato?

3.1K

El marido murió, la esposa está herida y se recupera

Un enigma tratan de resolver los investigadores de la Policía Judicial para descubrir qué pasó dentro de la casa donde queda la tienda La Bendición de Dios, ubicada en la calle 77B No. 15-24, barrio La Manga, donde murió envenenado Jorge Rafael Ahumada Navarro, 57 años.

En la casa también encontraron, con una profunda cortada en el cuello, a Irma Mirella Barrios Villalba, 50 años, la esposa de Jorge Rafael. El caso ocurrió a las 11:30 de la mañana de ayer.

Los vecinos les contaron a los investigadores que la pareja estaba peleando desde ayer. Una de las hipótesis que se investiga es que Irma Mirella envenenó a su marido con insecticida revuelto con jugo de mango.

“Posterior, la señora intenta quitarse la vida cortándose el cuello con una hoja de afeitar e ingiriendo la misma bebida tóxica, la señora es hallada aún con vida por la patrulla del cuadrante y trasladada al Paso de La Manga, donde se recupera”, detalla el reporte de la Policía.

Los encontró Yesica

El cadáver del hombre lo encontró una joven llamada Yésica, quien trabaja como ayudante de la tienda, quien llegó antes del mediodía y extrañada de no encontrar abierto el negocio empezó a tocar y tocar sin respuesta.

Alarmada decidió entrar por el callejón de la casa y en una de las habitaciones encontró a la pareja acostada sobre la cama y ambos llenos de sangre. Yésica empezó a dar gritos y alaridos, los vecinos llegaron y encontraron a Jorge Ahumada muerto y con sangre manando de la boca.

Irma Barrios tenía una herida profunda en el cuello y estaba inconsciente.

La otra versión, como es lógico, es lo contrario: Jorge Rafael envenenó e hirió a su esposa Irma Mirella y luego se mató tomándose el insecticida mezclado con jugo de mango.

Este medio conoció que la herida de Irma Mirella no es tan grave a pesar de lo profunda y por ahora la mujer no puede hablar, pero los investigadores esperan que tan pronto los médicos indiquen que se puede comunicar oralmente cuente lo ocurrido dentro de la vivienda.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: