Un probable ‘microsueño’ casi le hace perder la vida
El titulo es:Un probable ‘microsueño’ casi le hace perder la vida
Foto detalle: 
Todo el motor y el rodamiento del cabezote quedó destruido por el impacto.
aldia_web
Redacción ALDIA

Un probable ‘microsueño’ casi le hace perder la vida

574

Había salido de Barranquilla en la madrugada.

A punto de perder la vida estuvo el conductor de una tractomula que se salió de la vía y chocó contra una de las barandas del Puente Guerrero, a unos cinco minutos del perímetro urbano de Riohacha, en la vía hacia Santa Marta.

Héctor Sarmiento había salido en las horas de la madrugada de Barranquilla y su destino era el municipio de Maicao, donde el chofer debía entregar un cargamento de harina para pan.

El hombre, natural del Atlántico, viajaba solo y dijo que su viaje había sido sin problemas, el carro, una tractomula Kenworth de placas TRN-123, de Bello, había respondido como siempre y el rendimiento en el camino fue cabal.

Sarmiento aseguró que venía con todos sus sentidos alertas, pero en un momento que parpadeó se encontró trepado  con el cabezote, sobre la baranda derecha del puente en el sentido Santa Marta-Riohacha.

El golpe contra la estructura de concreto fue impresionante y enseguida quedó alerta.

Al correr por el bordillo vio como uno de los tanques de combustible era arrancado como una hoja de papel de la parte derecha de la tractomula y enseguida se produjo un baño de ACPM sobre la tractomula y sobre la carretera desde donde comienza, hasta donde termina el puente que son unos 15 metros.

El tanque elaborado en acero voló del camión y fue a caer a las aguas del arroyo Guerrero que para esta época, pese a que no ha llovido, mantiene una regular profundidad  por el intercambio de agua con el mar en el movimiento de las mareas.

El tren de rodamiento

El llamado tren delantero o tren de rodamiento de la tractomula también se desprendió, una llanta salió del rin y la segunda quedó perforada y para no servir.

El estado de la tractomula es de daño total, y muchos no pueden explicarse cómo este conductor pudo salir solo con un golpe en las costillas del lado derecho.

La tractomula estaba transportando por lo menos 35 toneladas de harina y eso creó dificultades para que la gigantesca grúa de la Concesión Santa Marta- Paraguachón, no lograra realizar la maniobra de rescate del vehículo en el primer intento.

Posteriormente llegaron operarios y coteros y la carga fue trasladada a un camión de similares características.

 

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: