“Vete, ya tú sabes quien me mató” las últimas palabras de un expolicía a su esposa
El titulo es:“Vete, ya tú sabes quien me mató” las últimas palabras de un expolicía a su esposa
Foto detalle: 
Brayan Tuirán Cabrera tenía 26 años | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

“Vete, ya tú sabes quien me mató” las últimas palabras de un expolicía a su esposa

3.1K

El hombre ya estaba acostada con su esposa cuando un amigo, quien sería uno de sus asesinos, apareció invitándolo a tomarse unos tragos.

La celebración de Día de la Madre para la familia de Brayan de Je­sús Tuirán Cabrera tuvo un final luctuso tras el asesinato de este luego de participar en una riña. Tuirán, de 26 años, perteneció por cinco años a la Policía Nacional, entre 2012 y 2017. La historia de su muerte es la si­guiente.

El domingo 13 de mayo, Día de la Ma­dre, Tuirán Cabrera y su compañera sen­timental se trasladaron al barrio Villa Murillo a casa de la mamá de él, Isabel Cabrera, a celebrar la fecha especial.

Un numeroso grupo familiar estuvo de­partiendo todo el día y la noche con abun­dante ingesta de licor. Pasada la media­noche la señora Cabrera llevó a su hijo y a su pareja a casa de estos en el barrio Ciudad Caribe, calle 29 con carrera 37, en Malambo. Tuirán Cabrera y su compañe­ra sentimental cerraron la vivienda y se dispusieron a descansar.

De repente tocaron a la puerta y el ex­policía salió a atender el llamado. Era su amigo Kevin Muñoz García, quien lo in­vitó a tomarse unas cervezas en un esta­blecimiento público del barrio.

 Discusión, pelea y muerte

Tuirán aceptó la invitación y salió acompañado de Muñoz. Aproximada­mente a las 2 de la mañana, en medio del abundante consumo de licor, surgió una acalorada discusión entre Brayan Tuirán y Kevin Muñoz García.

“Mi hijo y Kevin se tomaban unas cer­vezas y no tengo certeza por qué empe­zaron a discutir. Después iniciaron una pelea y ambos sacaron puñales. Mi hijo salió herido en la espalda y el tipo ese en un brazo”, relató ayer Isabel Cabrera, madre del occiso.

Cuando terminó la pelea con ambos heridos, Breiner Muñoz, un hermano de Kevin que presenció la riña; al verlo en­sangrentado amenazó a Brayan: “¡Esta me las pagas!”, le dijo, recordaron ayer testigos. Breiner se marchó del lugar en una moto y fue a su casa a buscar un re­volver. Entre tanto en la vivienda del ex­policía la mujer de este al ver que pasaba el tiempo y no llegaba, salió a buscarlo.

Lo halló sangrante y lo convenció de que regresaran a casa. Cuando faltaban pocas cuadras para llegar a la vivienda, apareció Breiner Muñoz y le disparó en la espalda dejándolo tendido en el pavi­mento.

Últimas palabras del expolicía

En medio de su agonía Brayán De Je­sús Tuirán Cabrera le pidió a su mujer que corriera, tal vez temiendo que le dis­pararan a ella: “Vete, ya tu sabes quién me mató”, alcanzó a decirle, agregó el testigo.

Una patrulla del cuadrante fue alerta­da de lo sucedido y emprendió la perse­cución del responsable, y varias cuadras después lograron aprehender a Breiner Muñoz García, de 25 años; y a su herma­no Kevin Muñoz García, de 26 años.

Los dos fueron trasladados a la URI de la Fiscalía para ser judicializados. La investigación trata de establecer los mo­tivos de la pelea que dejó a esta persona asesinada. Según los padres de Tuirán, este se desvinculó de la Policía por pro­blemas sicológicos. Sin embargo, el ge­neral Mariano Botero, comandante de la Metropolitana, aseguró que “debido a su mal comportamiento fue retirado de las filas en el 2012”.

Sobre los dos capturados se conoció que no aceptaron cargos por homicidio agravado. Sin embargo, el Juzgado se­gundo promiscuo municipal de Malam­bo les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: