“A vigilante lo matan porque les frustró el robo”: Policía
El titulo es:“A vigilante lo matan porque les frustró el robo”: Policía
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
Javier Alberto Julio Peña, vigilante asesinado.
aldia_web
Redacción ALDIA

“A vigilante lo matan porque les frustró el robo”: Policía

3.7K

Javier Julio, asesinado cuando acompañaba el cierre de una sucursal SuperGiros.

Los delincuentes que asesinaron a Javier Alberto Julio Peña, vigilante de la empresa de seguridad Atenas, iban por el recaudo de la sucursal SuperGiros que este custodiaba, explicó ayer una vocera de la entidad.

El hecho en el que perdió la vida Julio Peña sucedió a las 8:37 p.m. del domingo pasado, en la calle 30 con carrera 27, barrio Montes. Dos pistoleros ingresaron a la oficina SuperGiros y durante el asalto balearon al hombre de 33 años.

“La hipótesis que se maneja es que los delincuentes pretendían hurtar el dinero recaudado en el punto SuperGiros, pero al ver todo blindado, ninguna posibilidad de robar la plata, entonces decidieron balear a nuestro empleado”, explicó Marta Flórez, directora de talento humano de Atenas.

Julio Peña recibió cuatro balazos: dos en el pecho, uno en el brazo derecho y otro más en el cuello, este último el más letal, puesto que el vigilante estaba provisto con un chaleco antibalas. 

“La víctima recibió traslado al Hospital General de Barranquilla, pero murió poco antes de ingresar”, aseguró la Policía Metropolitana, que aún no tiene hipótesis claras sobre los autores del homicidio. 

“SuperGiros es nuestro cliente y en ese momento Javier Julio estaba efectuando el acompañamiento del cierre de la sucursal. Laboraba con nosotros desde hace dos años y se caracterizó por ser un empleado líder, responsable”, continuó Flórez, quien aseguró que desde 2001 este es el sexto atentado contra vigilantes de su empresa mientras prestaban servicios a SuperGiros.

SU ÚLTIMO DÍA DE LA MADRE 

Javier Alberto Julio Peña residía con su mamá en la carrera 38 con calle 27, urbanización El Río (Soledad). Ahí pasó el domingo celebrando el Día de la Madre.

“Permaneció todo el día en la casa, compartiendo con la familia, pero sobre todo con la mamá, por ser un día especial. Antes de las 4 de la tarde fue cuando se alistó porque iba a tomar turno”, contó Víctor Hugo Bonet, de 51 años, tío político del occiso.   

Julio Peña estuvo vinculado a la Policía Nacional durante 10 años como patrullero. Hace cuatro se retiró y comenzó a laborar como vigilante, los dos últimos años para la empresa Atenas.

“Era una excelente persona, de principios, responsable en el trabajo. Nos sorprende esto, porque en la familia nunca pasamos por algo similar”, continuó Bonet. 

Julio deja a una niña de 5 años y un bebé de 5 meses de gestación. 

ATAQUES  PERSONAL DE ATENAS

De los ataques contra personal de Atenas dos fueron mortales. Antes del trágico episodio en el que murió Julio, el 10 de enero de 2017, sucedió la balacera en la que delincuentes acabaron con las vidas de Eduardo Gallego López y Carlos Blanco Viloria, de 39 y 22 años, respectivamente. 

Gallego y Blanco integraban una de las cuadrillas motorizadas de supervisión en Atenas. Aquella fatídica noche, mientras cubrían la ruta de vigilancia sobre los puntos de apuestas Ganar del barrio Los Robles, calle 74 con carrera 23C, fueron interceptados por motociclistas que les dispararon a sangre fría.

Inicialmente trascendió que los guardas transportaban el dinero recaudado en los puntos de chance, pero luego Atenas confirmó que los asaltantes solo iban detrás de las armas de sus trabajadores, cometido que cumplieron tras balearlos.

Gallego fue impactado por una bala en el lado izquierdo de la región pectoral. Murió en el lugar de los hechos. Blanco fue herido en el cuello y hubo tiempo de trasladarlo a la Clínica de la Policía, de donde lo remitieron al centro médico La Victoria. Allí murió a los pocos minutos del atentado.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: