ESPECIAL | Piénsela bien antes enviar fotos o videos ‘en cueros’ y teniendo sexo
El titulo es:ESPECIAL | Piénsela bien antes enviar fotos o videos ‘en cueros’ y teniendo sexo
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
Dos casos recientes de escándalos por fotos íntimas que se han filtrado en redes. | Archivo
aldia_web
Andrés Gaitán García

ESPECIAL | Piénsela bien antes enviar fotos o videos ‘en cueros’ y teniendo sexo

8.5K

Una práctica que se ha convertido en moda, pero que entraña riesgos terribles para quienes lo hacen.

La tecnología nos ha beneficiado con asombrosos avances en muchos campos de nuestra cotidianidad: la comunicación es uno de estos. Hoy ya todos sabemos lo que se puede hacer con un celular inteligente en tiempo real.

Esta nueva forma de comunicarnos ha sido clave para el auge de las redes sociales, mundos virtuales en los cuales decidimos compartir parte (algunas personas) de nuestra intimidad en busca de aprobación y hasta por dinero, como los llamados influencers y youtubers.

Pero somos humanos y nuestras creaciones por más tecnológicas y avanzadas que sean siempre llevan la huella de nuestras pasiones, entre las cuales tal vez la más fuerte, primitiva, instintiva y profunda, es el sexo. 

Por eso no es raro que esté ‘de moda’ usar el celular inteligente para sostener conversaciones eróticas y tomarse, enviar o recibir fotografías, videos y mensajes de índole sexual, fenómeno conocido como sexting, que es una palabra tomada del inglés que une sex (sexo) y texting (envío de mensajes de texto desde teléfonos móviles). 

El reconocido sexólogo José González anota que el sexting se ha disparado en los últimos años porque se ha constituido en una herramienta válida en el proceso de la seducción, y se ha convertido en un ‘arma’ como el escote, una falda corta en la silueta femenina; o una camiseta ajustada que resalte el pecho y los bíceps masculinos.

“A veces las personas creen que mostrando un buen físico a su pareja en fotos o videos los van a desear más o los van a querer más”, expresa el profesional.

Para el sexólogo enviar imágenes o mensajes de texto de tipo sexual es una actividad que también va ligada con las fantasías eróticas, ya que la virtualidad le permite al ser humano ser más desinhibido y más arriesgado a la hora de mostrar sus preferencias y fantasías sexuales.   

“La fantasía es importante en la sexualidad y disfrutarla es clave, por ejemplo a través de los disfraces como la colegiala, que expresa un deseo de juventud o el de Policía, de autoridad”, explica González.

No obstante, el experto advierte que existen fantasías buenas y malas, y la clave para diferenciarlas son las consecuencias negativas que se pueden generar al ponerlas en práctica, y en caso del sexting el riesgo es muy alto como bien lo han demostrado los escándalos que se han generado últimamente en Barranquilla, Colombia y resto del mundo.

La sicóloga Ruth Mery Pareja señala que el gran riesgo del sexting es que se está a un paso de romper la intimidad, y que el juego privado se convierta en un escándalo público y viral que puede hasta acabar con la vida de una persona.

 “Esta tendencia ha tenido éxito por las emociones intensas que despierta en el ser humano”, anota Pareja.

La sicóloga subraya que la ruptura de la intimidad en el sexting, o lo que popularmente llamamos ‘boleteada’ (cuando las fotos o videos salen al público), puede generar graves consecuencias para la salud mental de la víctima, como ansiedad, problemas laborales y familiares, depresión profunda, pena pública, baja autoestima y hasta llevar al suicidio.

Dos casos recientes

Un ejemplo claro del lado más oscuro del sexting es la transcripción del audio de la mujer que fue ‘boleteada’ usando el uniforme policial de su compañero sexual, quien, de acuerdo con un reporte de las autoridades, es un intendente adscrito a la seccional de Tránsito de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

“Te lo juro, nunca en la hiju**** vida me he tomado fotos nojo** que mier***, y se lo dije bórralas, bórralas y él las borró (suspiro) hay señor Jesús, yo no sé qué hacer”

Continúa: “Qué puedo yo hacer para bloquear eso, yo no entiendo, yo no sé mucho de computación ni nada de eso. Ese es el que anda conmigo hace rato. Bendito sea Dios Señor”.

Y finalmente da una explicación: “Lo que pasa es que él borró las fotos y la niña de él le ha dicho, papá préstame el celular y le encontró las fotos borradas, cogió y se las pasó enseguida a la mamá. Entonces él peleó y discutió y supuestamente no iban a hacer más nada, y mira por donde salió la cosa y no sabes ahorita peleé pataleé no sé ni que hacer niña”.

O los mensajes que subió a sus redes llorando y lamentándose la bailarina, modelo e influencer Andrea Valdiri, horas después que se filtrara una foto suya supuestamente teniendo sexo con su entonces pareja, el futbolista palmarino Michael Ortega, quien ahora juega en el futbol árabe.

“Hoy no me siento muy bien. No entiendo cuál es el problema de hacerme daño, si yo no me meto con nadie, no ando pendiente de la vida de nadie. No sé qué quiere esta persona o la familia de él, porque no entiendo. Pienso que cuando yo estuve con mi ex (Michael) siento que nunca le hice daño como para que me quieran hundir”, expresó desesperada.

Agregó: “O sea, fotos mías encuera del man, o sea cul... con el man… es una vaina íntima. No puedo creer que hay personas tan macabras, tan malas, por eso se quedan ahí, se estancan, nunca crecen. ¿Cuál es el afán de verlo a uno encuero? ¡No joda! Y si poso encuera, qué  hi...., soy yo misma, pero que lo haga la pareja de uno, eso no tiene corazón. Y si lo hizo él, o la familia de él, ¡eso no se hace! Las peleas que tengan ellos son internas; por eso me alejé, por eso me sacudí de esa relación, pero el hecho de que me quieran hundir no lo tolero”.

¿Cuándo es delito?

El abogado penalista David de Jesús Anibal Guerra explica que el sexting es una conducta punible cuando el material sexual fotográfico, sonoro o en video que una persona le envía a otra, es publicado en redes sociales, portales, reenviado a un tercero o comercializado por el destinatario original, sin autorización de la persona que envió el material.

Con base en la Ley 1581 de 2012 el sexting se puede configurar como el delito de injuria que tiene una pena hasta de 12 años de cárcel, ya que viola el derecho a la intimidad.

También es delito cuando se extorsiona a la persona que envía el material sexual y en el caso de los menores porque la ley es implacable, y en nuestro país es delito tener fotografías sexuales de menores de edad ya que se configura el delito de pornografía con menores que da cárcel de 10 a 20 años.

Y otra posibilidad es que se configure del delito de violación a los datos personales cuya pena puede ir de los 8 a 12 años de cárcel y no tiene ningún tipo de beneficio o rebaja a la pena cuando la víctima es menor.

Cómo denunciar

En caso de que el sexting configure delito se debe presentar la denuncia ante la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía. Si la víctima es menor lo puede hacer el padre de familia o cualquier adulto, o la Fiscalía le designará un defensor de familia que lo acompañará a presentar la denuncia. La Fiscalía también recibe las denuncias en las Uri, Caivas, Casa de Justicia y Sau.

En caso de no poder acudir a la Fiscalía puede dirigirse al cuadrante de la Policía de su barrio, o ante la Comisaria de Familia más cercana. Ellos recibirán su denuncia y la redireccionarán a la autoridad competente.

La Fiscalía debe investigar los hechos e iniciar el proceso penal correspondiente. El ente acusador también puede solicitar al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), el bloqueo de la página web donde aparecen las imágenes de la víctima, solicitándole al Proveedor de Servicios de Internet (ISP) el mencionado bloqueo.

*Con apoyo periodístico de Dayana Escorcia. 

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: