El insólito caso de un hombre que sacó a su primo de la tumba para desearle feliz Año Nuevo
El titulo es:El insólito caso de un hombre que sacó a su primo de la tumba para desearle feliz Año Nuevo
Foto detalle: 
El hecho ocurrió en el cementerio San Jacinto, de Gaira, en Santa Marta | AL DÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

El insólito caso de un hombre que sacó a su primo de la tumba para desearle feliz Año Nuevo

2.3K

Los familiares de Kevin lo estaban esperando para pasar el 31 de diciembre juntos, pero este nunca llegó.

Kevin Rivera, un samario de 23 años, recibió el Año Nuevo de una manera particular y escalofriante: en el cementerio San Jacinto, de Gaira, en Santa Marta al lado de su primo Jassir José Rivera Gómez, cuya tumba profanó.

Kevin salió de su casa en horas de la mañana del 31 de diciembre y lo estaban esperando para festejar el Año Nuevo, pero él nunca llegó.

Kevin Rivera, de 23 años, primo de Jassir Rivera.

Jassir Rivera Gómez, falleció a sus 21 años.

Según el relato de los familiares, el joven, quien tiene problemas psicológicos, llegó este lunes a su casa.

Su aspecto y las heridas que tenía en el cuerpo, llamaron la atención de sus parientes, quienes le preguntaron qué le había sucedido, a lo que les respondió que “había sacado el cuerpo de su primo –a quien quería mucho– de la tumba porque tenía que darle el feliz Año Nuevo”, dijo Fredy Rangel, uno de sus tíos.

Aunque en un principio pensaron que era mentira, la sorpresa se la llevaron cuando recibieron la llamada en la mañana del lunes, en donde les avisaban sobre lo sucedido. Al llegar al cementerio encontraron el cuerpo de Jassir Rivera, su primo, quien murió hace 2 años a causa de un accidente de tránsito cuando pretendía subirse a una tractomula para acompañar al Unión Magdalena, en uno de sus partidos en el interior del país.

El hecho causó asombro en Gaira, en donde los habitantes coincidieron en que jamás pensaron que algo así pudiera ocurrir. “Todo parecía una película de terror”.

Lo que la comunicad critica, e incluso los mismos familiares del profanador, es que “es increíble que en este campo santo no haya vigilancia”. “¿Dónde estaba el vigilante, el sepulturero o los que laboran aquí?”, expresó en medio de lágrimas Milena Rivera, madre del difunto.

Entre tanto, Kevin Rivera fue llevado hasta la sala de urgencia de la Policlínica La Castellana, en el barrio Pescaíto, norte de Santa Marta, porque después de lo que realizó se alteró hasta el punto de ponerse agresivo. Al mismo tiempo por sus heridas, pues cuando se voló la paredilla del cementerio se cortó. Los galenos aseguraron que posiblemente pudo haberse infectado.

Información de: Víctor Escorcia. 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: