El crudo relato de joven que participó en homicidios de dos taxistas
El titulo es:El crudo relato de joven que participó en homicidios de dos taxistas
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

El crudo relato de joven que participó en homicidios de dos taxistas

2.6K

Los asesinatos fueron perpetrados el pasado 8 de diciembre en los municipios de Puerto Colombia y Soledad.

El pasado 8 de diciembre dos taxistas fueron asesinados en medio de atracos en los municipios de Puerto Colombia y Soledad, pertenecientes al área metropolitana de Barranquilla. Los conductores fueron víctimas de tres sujetos que los atacaron con cuchillos y golpes para despojarlos de sus pertenencias y dinero en efectivo.

Se trató de Álvaro Iriarte, de 45 años, cuyo cuerpo fue encontrado por la comunidad en una zona enmontada en la Vía al Mar, jurisdicción del municipio de Puerto Colombia. Horas más tarde fue asesinado Javier Gregorio Molinares Meza en la calle 64 con carrera 13, barrio Villa Estadio del municipio de Soledad.

Por este doble homicidio Jhosier Jesús Mieles Orozco, alias el Gago, de nacionalidad venezolana, pero quien tiene cédula de ciudadanía expedida en Soledad y con residencia en el barrio Nuevo Milenio del mismo municipio atlanticense, se entregó, tras ser uno de los presuntos homicidas.

Este medio conoció detalles del escalofriante relato que Mieles Orozco rindió en un interrogatorio el pasado 10 de diciembre en las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata de Soledad. El capturado, en calidad de indiciado, contó a funcionarios de Policía Judicial la forma cómo él y sus dos cómplices asesinaron a los dos taxistas.

El señalado delincuente dijo que en la ‘Noche de Velitas’, siendo las 7:00 p. m., salió de su casa con rumbo a la estación de servicios ubicada cerca del lugar de su residencia, pero que en el camino se encontró con un amigo al que le dicen ‘Jose’, a quien le contó que se iba a encontrar con otro amigo al que apodan ‘el Pollo’, con el que en la mañana había acordado juntarse en la “bomba de gasolina” para ‘camellar’ (atracar).

Una vez en el sitio de encuentro empezaron a tomar cervezas. “Como me habían pagado pues tenía plata para mandarme las cervezas, también compramos unas botellas de cocoanís y consumimos drogas, yo consumo ‘perico’. ‘El Pollo’ y ‘Jose’ sí consumen de todo. Ese día yo me tomé media pepa de clonazepam y ‘el Pollo’ con ‘Jose’ sí se tomaron varias pepas”, dijo.

Asegura ‘el Gago’ que estuvieron tomando en ese lugar hasta las 4 de la mañana del 8 de diciembre. Luego se pusieron de acuerdo para ir a playa a ver qué podían ‘camellar’ (atracar) debido a que no tenían más dinero, solo 5 mil pesos con los que compraron una ‘panchita’ de cocoanís y se fueron caminando desde la bomba hasta el puente de la Murillo.

El macabro plan

Drogados y embriagados, los tres sujetos planearon atracar a un taxista para luego irse a la playa. Fue así como pararon un taxi debajo del puente y le pidieron a su víctima que los llevara a Puerto Colombia, a lo que esta accedió y les cobró $35 mil.

‘El Pollo’ se subió en la silla del copiloto, ‘Jose’ y ‘el Gago’ se subieron en la parte de atrás, este último se ubicó detrás del taxista. Afirmó Mieles Orozco que iban callados por todo el camino.

“Antes de llegar a Puerto Colombia ‘el Pollo’ me hace seña con la mano y yo encuello al taxista. Le dije que bajara la velocidad y se puso pesado, forcejeó. En ese momento ‘el Pollo’ saca un cuchillo y le da varias puñaladas en el pecho al taxista que bajó la velocidad y orilló el carro”, sostuvo.

 “‘Jose’ se bajó del carro y abrió la puerta del conductor, le quitó el cinturón de seguridad y lo agarró por los pies, pero el taxista le pegó una patada en el pecho y ‘Jose’ le dio una trompada en la cara; yo lo cogí por las manos y entre los tres lo pasamos para las sillas traseras. El taxista decía que no podía respirar (…)”, dijo alias el Gago durante el interrogatorio.

Siguió contando que abrieron la puerta del vehículo y arrojaron al taxista, pero quedó “en toda la orilla de la carretera”, por lo que se bajaron y lo arrastraron hasta una zona enmontada, dejándolo boca abajo.

Finalmente dijo que ‘el Pollo’ “arrancó el carro a toda velocidad” y se fueron cerca a las playas de Puerto Colombia, donde dejaron el taxi “botado en una loma”.

Lo hurtado al taxista fueron 130 mil pesos en efectivo y “un celular pequeñito gama baja de esos que uno llama ‘pirigüiqui’. El celular lo tiramos al mar y con la plata desayunamos, almorzamos y nos compramos unos ‘baretos’ de marihuana”.

Aseguró ‘el Gago’ que estuvo en la playa hasta las 6 de la tarde y cuando empezó a oscurecer salieron a la carretera principal a coger otro taxi, pero ninguno les paró.

Luego de una hora de estar en ese lugar, un mototaxista se acercó y les advirtió que era difícil que un taxi les parara, por lo que se ofreció a llevarlos por 2 mil pesos a cada uno hasta el nuevo muelle que están construyendo para que pudieran coger un taxi, a lo que accedieron.

Su segunda víctima mortal

Una vez en el lugar y tras varios intentos fallidos, finalmente un taxi se detuvo y accedió a llevarlos a Soledad por 40 mil pesos. Los tres delincuentes aceptaron el precio, no sin antes hacerse señas para hacerle lo mismo que a su anterior víctima.

Ya en el taxi se ubicaron en las mismas posiciones anteriores: ‘el Pollo’ en la silla del copiloto, ‘el Gago’ y ‘Jose’ atrás.

“Al llegar al Portal de Soledad yo le digo al taxista que cruce para Villa Estadio, tomamos el boulevard pequeño y al llegar a la esquina yo encuello al taxista, ‘el Pollo’ se encarniza a darle puñaladas en el pecho y el cuello, mientras ‘Jose’ le da varios golpes duros en la cabeza al taxista”, contó el capturado.

Prosiguió: “‘Jose’ le dio varios golpes en el ojo, pero el taxista a pesar de que le habían dado varios puntazos con el cuchillo, todavía seguía agresivo”. 

Al igual que a su anterior víctima, ‘Jose’ se bajó del carro y abrió la puerta del conductor, le quitó el cinturón, le reclinó la silla para atrás, pero el taxista reaccionó y le dio una patada en el pecho, por lo que el delincuente le dio otros golpes.

“El Pollo’ otra vez le comienza a dar puñaladas en el pecho, en eso sin querer, ‘el Pollo’ le pega una puñalada a ‘Jose’ en la mano derecha. Al ver que la gente se asomó a ver qué pasaba (SIC) ‘Jose’ cogió el celular del taxista y yo me bajé del carro y salgo corriendo hacia la parte enmontada que limita con el CDI María José”, relató Mieles Orozco.

Continuó: “Detrás de mí venía ‘Jose’ y detrás de ‘Jose’ venía ‘el Pollo’ corriendo (…) estando en la cancha de Terranova, nuevamente buscamos la calle Murillo y la atravesamos; nos metimos a la zona enmontada del barrio Los Loteros”. 

Finalmente, Jhosier Jesús Mieles Orozco contó que pasadas las 12 de la noche del 9 de diciembre, ‘el Pollo’ se fue para su casa ubicada en el barrio Los Loteros y no regresó. 

Por su parte, ‘Jose’ —dijo— se fue a la 1:30 de madrugada para su casa en el barrio Terranova, también en Soledad y él (‘el Gago’) se quedó durmiendo en el monte.

Contó que a las 7 de la mañana se levantó y se fue para su casa, donde se bañó y se fue a abrir el negocio de verdura donde trabaja hace dos años, el cual está ubicado en el barrio Nuevo Milenio.

Este domingo 12 de diciembre, el fiscal 8 local de alertas tempranas de homicidio de Soledad le imputó el delito de homicidio agravado en concurso con hurto calificado y agravado por el asesinato del taxista Javier Gregorio Molinares Meza.

El Juez Promiscuo municipal de control de garantías de Ponedera le dictó medida de aseguramiento intramural. Este lunes también será presentado en audiencias preliminares por el homicidio del otro taxista, Álvaro Iriarte, asesinado en Puerto Colombia.

Te puede interesar

Compártelo en: